De narcopolítica y cosas peores

¿Política Ficción?

En papel, con la detención del criminal más buscado del mundo, Joaquín “El Chapo” Guzmán, la administración de Enrique Peña Nieto se apuntó el logro en materia de seguridad más relevante de los últimos 20 años para un gobierno mexicano; no obstante, los claroscuros detrás del encarcelamiento del oriundo de Badiraguato dan paso a nuevas revelaciones y tesis sobre la históricamente estrecha relación que mantiene la clase política y el crimen organizado en México.

El todavía líder del Cartel de Sinaloa es el referente más emblemático para enmarcar una simbiosis cuasi perfecta que ha permitido que la corrupción y la impunidad reinen en un país en cual el Estado de Derecho es un sueño utópico que sólo las narrativas televisivas insertan en la percepción de la ciudadanía. La desfachatez con la que “El Chapo” escapó de la prisión de Puente Grande hace trece años y sus andares públicos a lo…

Ver la entrada original 654 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s