Más allá de los buenos deseos y el fácil voluntarismo

Que éstas sean las últimas Navidades con violencias, injusticias, miseria e ignorancia y las que den paso a un mundo mejor para TODOS. UN ABRAZO, AMIGAS Y AMIGOS !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!http://youtu.be/Okoo4upS_HcImagen

Anuncios

Bienvenidos a MEXPAÑA

No sé de quien haya sido esta genial idea, pero no puedo resistirme a no compartirlo por lo simpático del asunto  En este “nuevo” país, ¿será abolido el machismo con leyes igualitarias (que se cumplen efectivamente) y podrá ser el ejemplo para el resto de las naciones? ¿Ya no matarán a las mujeres, las cuales podrán vivir en ese país ejerciendo libre y plenamente todos sus derechos ciudadanos y personales? Ojala.Imagen

¿Machismo social?

¿Facebook es machista? Quizás se trate sólo de una flagrante sobreinterpretación, como diría Umberto Eco, o sea producto del potente influjo ejercido sobre mí de la denominada “escuela de la hermenéutica de la sospecha” (Nietzsche, Marx y Freud) como la denominó Paul Ricoeur. El caso es que creo haber descubierto un síntoma evidente de machismo en la red social Facebook, ubicándolo en el icono que sirve para registrar las notificaciones de solicitud de amistad, tal como se puede observar en la imagen que adjunto. Analicemos juntos el icono al que me refiero y se puede constatar como cada una de las siluetas o figuras pretende representar a cada uno de los dos géneros (podríamos diferenciarlos por el “peinado”  ). En primer plano, más destacado, estaría el género masculino y, en segundo plano, semiocultada, la figura femenina. ¿Qué me induce este icono tal y como está presentado? Pues la respuesta es todo el elenco de los prejuicios machistas por los cuales el masculino es el género destacado, activo, protagonista, con iniciativa y autonomía y poder de decidir. La figura o silueta femenina, se puede interpretar, está subordinada, en segundo plano, semioculta, meramente receptiva. ¿Se trata de algo fortuito, azaroso y meramente accidental o responde a un lapsus de un acto inconsciente de machismo, que se manifiesta en cualquier síntoma, expresión o relación social, en tanto que constituye lamentablemente el framework incuestionado en el que nos movemos y existimos? ¿Tiene cierta fundamentación en la cosa misma mi interpretación o sólo es un pasatiempo o ejercicio lúdico que,inconscientemente, me he planteado porque hoy es fiesta nacional en España y no tenía nada mejor que hacer? Quizás tenga cierto grado de verdad aquello que afirma que es en los pequeños detalles donde más potentemente, porque pasan desapercibidos, se manifieste la ideología dominante de una sociedad. Como diría Cantinflas, ahí está el detalle y, en el fondo, yo no haya hecho más que seguir esa indicación que me ha dado que pensar y que quería compartir con vosotras y vosotros.Imagen

Tiresias y sus tetas

https://copy.com/xUvBnBLB9vih Esta obra de teatro, de naturaleza surrealista, de G. Apollinaire actualiza, invirtiéndolo, el mito de Tiresias, el adivino tebano, en un tono feminista ya que narra la historia de Teresa, que cambia de sexo, para obtener el poder entre los hombres siendo su objetivo político alterar las costumbres sociales y establecer, de este modo, el final de la opresión femenina y conquistar la igualdad real de sexos. En definitiva, una reflexión, a través de la literatura, sobre el poder y su ejercicio, sobre la injusticia de un sexo sobre el otro y de la capacidad del arte, como potencia estética de la imaginación, por transformar la sociedad y resignificar la política por medio de la provocación contra lo establecido como “natural” y “evidente”. Ya el título de la obra lo dice todo.Imagen

Soy mujer. Ser mujer

SOLILENTE

Locas, histéricas, brujas, sabias, magas. Madres, hermanas, hijas, abuelas, suegras, nietas, nueras, sobrinas, tías, amigas.

Amantes. Amadas. Amables.

Fugitivas, nómadas, científicas, lectoras, escritoras, campesinas, creadoras, cocineras.

Mujeres. Sexo femenino. Dos ovarios, dos tetas, un útero.

Soy mujer. Y llevó clavada en mi sangre la historia de Sara, de Eva, de Lilith y de Bachué. Llevo pegada a mi piel la historia de un pueblo que sigue camino con la espalda abierta a latigazos.

Llevo en mi cuerpo las heridas abiertas de mi estirpe: aquella otrora nómada, ahora asentada alrededor de un fogón que calienta el espacio doméstico. Llevo esa palabra, lo doméstico, taladrada en mi lengua, tatuada en mis manos, clavada en medio del pecho, al ladito del corazón para exiggirle seguir latiendo, aferrada a mi ser.

Llevo, también, la rebeldía circulando por mis venas: sonroja a veces las mejillas, hace brillar los ojos y ha dejado algunas cadenas rotas al lado de…

Ver la entrada original 454 palabras más