Pornografeando

elmaldelpuerco

 Por Chamaca del Demonio

Todo empieza como una historia triste, pero de final feliz (sí señor@s, de final feliz he dicho). Yo la descubrí debajo de la cama de un familiar cercano, debajo de sus carritos hot-wheels: las frondosas play-mates de Hugh Hefner que, básicamente, estaban invitándome a introducirme en su cálida y depilada vagina (o al menos eso fue lo que yo me imaginé). Claro que a esa edad y dentro de un cuerpo de niña inocente de 8 años, no me quedó más que tratar de disimular el sonrojo, la excitación, las palpitaciones y la agitación de mi respiración, actitud que traté de mantener por años para no parecer o sentirme como una pécora indecente… aunque hoy no estoy muy segura de haberlo logrado. Así fue como la conocí, así me enamoré de ella; secreta, perversa, desnuda, obscena, yo te amo, yo…

Ver la entrada original 1.091 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s